fbpx

Consejos de barista: ¿Cómo preparar tus bebidas calientes con leche vegetal?  

Muchas veces la leche vegetal no suele mezclarse bien con nuestro café o no resulta tan espumoso como esperamos. ¿Qué hacer? Una barista nos entrega algunas recomendaciones para preparar un perfecto café vegano.

Various vegan plant based milk and ingredients on beige, top view, copy space. Dairy free milk substitute drink, healthy eating.
También puedes preparar leche vegetal casera

¿Eres fanático del café? Aquí te contamos cómo prepararlo con leche vegetal. Si bien todo dependerá del tipo de café -de grano, recién molido liofilizado o en polvo- así como también del tipo de leche basada en plantas que elijas para acompañarlo, estos consejos te ayudarán. 

Desde La Conversería, cafetería vegana ubicada en Barrio Italia, en Santiago de Chile, donde ofrecen todo lo de una cafetería tradicional, pero versión veganizada -desde un simple aliado jamón-queso hasta un café frappé con mucha leche y crema vegetal- comentan que, para preparaciones en casa, es recomendable “calentar a una buena temperatura la leche y mezclar de a poco con el café, con suavidad”. Así se evitarán los granos que se pudiesen formar. De todos modos, precisan que en cafeterías con máquinas de espresso, vaporizador y café recién molido en molinillo, esto no debería ocurrir. 

Otro detalle importante, dicen desde la cafetería, tiene que ver con los gustos y sabores.  Dependiendo de que sabor se quiere priorizar en boca, es la leche vegetal que deberías elegir para tu café. Por ejemplo, la leche de soya, almendra y coco son más predominantes en el café, en cambio la de avena es más suave y predomina más el sabor del café, explican las experta de La Conversería. 

¿Cómo conseguir espuma en un café, utilizando leche vegetal? 

“Texturizar y calentar bien la leche vegetal, ya sea para un café caliente o frío”, recomiendan en La Conversería, porque así la leche queda más espumosa y se mezcla equilibradamente con el café. “Cuando hablamos de texturizar la leche significa vaporizar la leche en lanceta de la máquina de café, es decir, introducir vapor a la leche con la temperatura adecuada para que quede cremosa”, precisan las expertas. 

Cabe destacar que las leches vegetales texturizan más rápido que las leches de vaca, por lo que hay que tener precaución a cuando se llega a la temperatura y no quemar la leche para el café. “En casa, la leche se puede texturizar perfectamente bien en la prensa francesa o, se puede calentar la leche en olla o microondas, agregarla a la prensa francesa, subir y bajar el embolo varias veces hasta que la leche se duplique, y obtener una leche muy cremosa para el cafecito”, comentan. 

Sobre los tipos de leche, explican que la de soya es la que mejor queda vaporizada. “Debido a su alto nivel de proteína, texturiza muy rápido y resiste más a la temperatura en el vaporizador”, detallan. La leche de almendras es un poco más inestable por lo que hay que tener más precaución al vaporizarla y no alcanzar la máxima temperatura, así quedará con una buena espuma y cremosa. La recomendación con la leche de almendras es observarla permanentemente y añadir más aire cuando se comienza a vaporizar.  

La leche de avena, por su parte, -considerando solo las baristas-, texturiza bien, pero se necesita un tiempo de vaporización un poco más largo para llegar a una espuma estable. Finalmente, la de coco, si bien tiene buen sabor, suele ser inestable al momento de vaporizarla y crear espuma. 

Proporciones

Dependiendo del tipo de café que vayas a preparar, cortado, capuccino, latte o flat white, por ejemplo, algunas proporciones de café-leche vegetal variarán. 

“Por ejemplo para un capuccino, en una taza de 150 o 180 ml, la proporción de café es equilibrada a cantidad de leche vegetal, lleva una carga de espresso (25 – 30 ml) que es 1/3 de la preparación + 1/3 de leche vaporizada + 1/3 espuma de leche”, detallan. “En un latte, en una taza de 220 – 250 ml, puedes prepararlo con una o dos cargas de espresso que es 1/3 de la preparación y 2/3 de leche vaporizada + una capa ligera de espuma de leche”. 

Aclaran, además, que la leche se calienta entre 55 hasta máximo 65 grados y duplica su volumen, y las vegetales texturizan más rápido en un vaporizador en comparación a las leches de vaca. 

Leches vegetales baristas

La oferta plant-based ha crecido en el mundo en el último tiempo, y el segmento de las bebidas vegetales ha logrado nuevos lanzamientos no solo en sabores, sino que también en tipos de leche. Por ello, algunas marcas han incluido leches vegetales “baristas” en sus productos. Éstas tienen un porcentaje mayor de proteína y estabilizadores que texturizan mejor la leche para hacer un capuchino o latte, por ejemplo. “Lo genial de las leches vegetales baristas es que garantizan que no se corten y cuajen al entrar en contacto con los ácidos del café. Y cuando se vaporiza la leche vegetal, se preserva tanto la textura como el atractivo visual del café”, dicen en La Conversería. 

Después de toda esta información, ¿estás dispuesto a dejar la leche? En Veganuary te ayudamos a dar el primer paso ¡Inscríbete gratis!

¿Estás pensando en probar el veganismo?

Veganuary inspira y apoya a personas de todo el mundo para que prueben el veganismo en enero y más allá. Ya han participado millones de personas.
¿Te unirás a ellos?