Empezar | Veganuary Español

Empezar

Te cubrimos las espalda

¿Qué es el veganismo?

El veganismo a menudo se define por lo que no comemos: carne, pescado, huevos y productos lácteos, además de algunos de los ingredientes animales que se esconden en los productos, como el suero (de la leche) y la gelatina (de los huesos de animales).   

Pero en realidad, deberíamos centrarnos en todas las cosas geniales que las personas veganas comen. Y en realidad, la diferencia no es tan grande. En lugar de hamburguesas con carne, salchichas y filetes, comemos versiones a base de plantas. En lugar de queso de leche en una pizza o leche de vaca en nuestro café, elegimos las versiones a base de plantas. Para casi todos los ingredientes y productos de origen animal, ahora hay una alternativa vegana, y esto significa que una comida vegana puede verse y saber exactamente como una comida no vegana, simplemente no viene con el sufrimiento animal, o el mismo impacto ambiental. 

Nuestros diez mejores consejos para empezar 

1. ¡Todo está en la planificación!

¡No te despiertes el primer día de tu aventura vegana sin haber pensado en lo que podrías comer! Esa es la manera más rápida de caerse del vagón. Antes de tiempo, piensa en las comidas del primer día y compra leche vegetal para tu desayuno y café o té, algo de mantequilla sin lácteos para las tostadas o sándwiches, y algo sabroso para tu cena.

Algunas personas encuentran útil hacer un planificador de comidas semanal, para saber siempre lo que necesitan comprar y lo que van a comer. Aquí hay algunas ideas para empezar.

Desayuno 

Tostadas – con mantequilla vegana, mantequilla de maní, extracto de levadura, mermelada, hummus, palta, tomate en rodajas o queso vegano

Avena – con su elección de leche vegetal. Añade semillas, frutos secos y frutas

Cereales para el desayuno, con leche o yogur vegano. Añada semillas, nueces y fruta

Complemento – salchichas y jamón vegano, tofu revuelto, hummus, champiñones y frijoles horneados.

Té, café y zumo de frutas

Almuerzo  

Sopa y panecillo – casero o comprado en la tienda

Sándwiches o tacos – caseros (carnes veganas; queso veganos y pepinillos; ‘jamón’ y mostaza; hummus y zanahoria) o comprados en la tienda

Ensalada de pasta o un plato de pasta caliente

Guiso de legumbres, ya sea porotos, lentejas, garbanzos u otra legumbre a gusto, junto con verduras

Sushi – casero o comprado en la tienda

Cena 

Pizza – con queso vegano, jamón y chorizos veganos, tomates secos, albahaca, maíz dulce, alcachofa, aceitunas y alcaparras, piña, jalapeños

Espaguetis a la boloñesa – hechos con lentejas o carne picada de soja, o una combinación

Curry: tailandés, indonesio, indio, bangladeshí o ‘veganise’, o más opciones veganas, que puedas hacer o comprar

Una hamburguesa en un bollo con una ensalada verde fresca

Chilli non carne con nachos, frijoles refritos y guacamole

Puré con carne vegana y vegetales frescos, salsa y mostaza.

Bistec y papas fritas… ¡Sí, ahora hay disponibles bistecs veganos!

2. Atención con las comidas veganas por accidente

Hay tantos alimentos cotidianos que resultan ser veganos, así que abre tu armario y echa un vistazo. Pasta, arroz, mantequilla de maní, la mayoría de los panes, tomates en lata, garbanzos y alubias, mermelada y mermelada, leche de coco, pastas de curry, puré de tomate, judías cocidas, muchas patatas fritas, galletas y bizcochos, hierbas y especias, muchos gránulos de salsa, té, café y zumo de fruta… Hay muchas posibilidades de que la mitad de los alimentos que ya comes sean vegetarianos!

3. Facilítate el comienzo…

No hay necesidad de reinventar todos tus hábitos alimenticios. Si te gusta un sándwich de salchicha, toma uno. Asegúrate de que las salchichas sean veganas. Si quieres helado, adelante. Hay docenas de deliciosos sabores diferentes por ahí. Puedes tener casi todo lo que tenías antes en una versión vegana, ¡solo revisa bien la etiqueta!

4. Veganizar tus platos favoritos

Una vez más, no hay necesidad de adoptar un nuevo régimen de alimentación. Si tu plato estrella es la lasaña, haz una versión vegana con carne de soja y leche vegetal para la bechamel. Ya sea que cocines curry, guisos, sopas, pasteles y empanadas, asados, pasteles, postres o cualquier otra cosa, simplemente hazlo vegano.

5. Cuando estés listo, expándete

Mucha gente descubre que convertirse en vegano abre todo un mundo nuevo de recetas e ingredientes, y reaviva su amor por la buena comida. Una vez que le hayas cogido el truco a lo básico, ¿por qué no te lanzas y pruebas algunas recetas nuevas (hay miles en línea) y ves si eso enciende tus pasiones culinarias?

6. Mantén tus bocadillos a mano

¡No te dejes atrapar! Es muy fácil comprar bocadillos veganos en la mayoría de los lugares, pero no en todos, así que asegúrate de tener una bolsa de nueces, una barra de chocolate o alguna fruta en tu bolso o en el auto por si acaso.

7. HappyCow 

¿Cómo comer fuera? Descarga la aplicación HappyCow en tu teléfono y deje que te guíe hasta el restaurante, café o tienda más cercana donde puedes encontrar comida vegana en cualquier parte del mundo.

8. Encuentra tu tribu

Es fácil sentirse aislado como un nuevo vegano, pero hay millones de nosotros ahí fuera. Encuentra tu grupo de encuentros veganos local y haz amistades con ideas afines en la vida real o busca en línea grupos veganos que te interesen. Desde corredores veganos a panaderos y tejedores; desde levantadores de pesas veganos a fashionistas y activistas. Todos están allí esperándote.

9. Sé amable contigo mismo

Todo el mundo comete errores. Si comiste algo no vegano por accidente o simplemente cediste a la tentación, está bien. No significa que ya no seas vegano; ¡sólo significa que eres humano! Atribúyelo a la experiencia y sigue adelante.


¿Quieres saber más? Inscríbete para probar el veganismo con nosotros y recibirás el Kit Oficial de Inicio de Veganismo, así como nuestro libro de cocina de celebridades, ¡gratis!