¿De dónde consigues tu proteína?

La idea errónea más habitual es creer que hay que consumir carne para conseguir suficiente proteína. Y esto, simplemente, no es así. Claro que la carne tiene un montón de proteínas, pero eso no significa que no se puedan conseguir de otro modo. De hecho, los veganos hacemos lo que las vacas, los cerdos y los pollos; vamos a la fuente. Las verduras verdes (se llevan el premio la col rizada, el brócoli, las algas, los guisantes y las espinacas), las judías y las legumbres (las lentejas, las habas de Lima, las judías edamame, las pintas y las negras), los cereales (el arroz integral, el pan de trigo integral, la pasta, la quinua y el bulgur), y los frutos secos (las nueces de Brasil, los cacahuetes, los anacardos, las almendras, los pistachos y las nueces) son excelentes fuentes de proteína.

Tomar suficiente proteína en tu alimentación no es un gran problema, como sugiere la pregunta a simple vista. Sólo hay que estar al tanto de qué alimentos de origen vegetal son ricos en proteínas y tratar de incluir alguno de ellos en cada comida. La opción fácil del sándwich de mantequilla de cacahuete (aunque, ahora que eres vegano, seguro que descubrirás también las delicias de los anacardos y las avellanas), la espirulina en un smoothie, un buen tanque de chile con judías rojas, negras y cannellini, o un salteado de tofu y montones de verduras… ¡Y eso solo por decir algo simple! ¡En serio, hay tanto para elegir que lo harás sin darte cuenta!

¿Listos para tomar el desafío de Veganuary?

Veganuary es el mayor movimiento vegano del mundo, que inspira a la gente a probar el veganismo en enero y durante el resto del año.