el impacto del consumo de carne en nuestra salud

La carne roja es un alimento que se encuentra en la dieta del día a día de las personas, sin embargo, existe una amplia evidencia que nos demuestra como el consumo excesivo de carnes rojas se ha asociado con el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II y obesidad. Es por ello, que no podemos ser indiferentes con los datos de cómo la producción y consumo excesivo de carne afecta nuestra salud y a la del planeta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), nos aconseja mantener una alimentación saludable donde predominen las frutas, verduras, cereales integrales y hortalizas; además, ha clasificado la carne procesada como cancerígena y la carne roja como probablemente cancerígena.

Sabemos que el consumo excesivo de carne y otros alimentos de origen animal, tiene efectos irreversibles en nuestro estado de salud, pero ¿sabemos cuáles son? Nos gustaría enfatizar en los efectos de mayor gravedad.

ENFERMEDADES Y SU RELACIÓN CON EL CONSUMO DE CARNE

Se ha encontrado una conexión en el consumo diario de carne roja y carne procesada, con el riesgo de muerte por enfermedad cardíaca, esto se debe principalmente a las sustancias químicas que se encuentran presentes en la carne y que el consumo de la misma eleva los niveles de colesterol. Dos o más raciones de carne al día, aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, en comparación con dietas donde el consumo es muy bajo o nulo y los alimentos de origen vegetal tienen una mayor presencia (7).

En un estudio publicado en JAMA Internal Medicine, se encontró una asociación en las tasas de incidencia de enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular e insuficiencia cardiaca con el consumo de carne, pollo y pescado.

Otra enfermedad que se relaciona con el consumo de carne es la diabetes tipo II, a medida que aumenta el consumo de carne (desde 100 gr) la probabilidad de riesgo de diabetes puede llegar hasta un 46 por ciento, ya que, al consumir cantidades altas en carne, aumenta el consumo de grasas saturadas, colesterol dietético, hierro hemo y proteína animal.

El cáncer es otra enfermedad que se ve afectada por el consumo de carne, esto debido que la carne contiene compuestos químicos como nitratos y nitritos que se relacionan con el riesgo de cáncer. Un estudio realizado en Reino Unido en el European Journal of Cancer, mostro como una persona que consume alrededor de 20,2 gramos de carne al día, aumenta el riesgo en un 21 por ciento, sabiendo que el consumo promedio de un humano es de 139 gr al día, y que la recomendación máxima es de 500 gr a la semana, según el World Cancer Research, podemos concluir que las personas rebasan la dosis recomendada en una dieta cotidiana, por lo tanto, el riesgo es mayor.

Los alimentos que se relacionan con estas enfermedades son: tocino, jamón, salchichas, hamburguesas y Nuggets, alimentos que están presentes en la alimentación de la mayoría de las personas.

Es importante enfatizar que el riesgo de cualquiera de estas enfermedades aumenta, a medida que el consumo de carne sea mayor, además que es importante resaltar que la calidad de la carne en la actualidad es mala, debido a la demanda de la misma.

BENEFICIOS DE UNA DIETA BASADA EN PLANTAS

Las dietas con mayor consumo de vegetales reducen la mortalidad por enfermedades cardíacas y cáncer, según un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition. La alimentación a base de plantas, al ser alta en vitaminas, minerales y fibra, nos da un panorama favorable en nuestro estado de salud a corto, mediano y largo plazo a favor de la salud humana, protegiéndonos contra el cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Razones sobran para optar por una dieta basada en plantas, hoy en día existen marcas con propuesta deliciosas de productos y canales digitales que nos proporcionan contenido para la preparación de alimentos deliciosos empáticos con nuestra salud y el medio ambiente.

Has el intento de cocinar una vez a la semana un menú donde las leguminosas, cereales integrales y verduras sean las protagonistas, después intenta implementar más días, hasta que todas tus comidas de la semana sean sin carne y vive todos los beneficios que te brinda una alimentación vegetal.

Referencias:

1.- Fraser GE, Jaceldo-Siegl K, Orlich M, Maschak A, Sirirat R, Knutsen S. Dairy, soy, and risk of breast cancer those confounded milks. Intl J Epid. Published online February 25, 2020.

2.- Kakkoura MG, Du H, Guo Y, et al. Dairy consumption and risks of total and site-specific cancers in Chinese adults an 11-year prospective study of 0.5 million people. BMC Med. 2022;20(1)134-147. doi10.1186s12916-022-02330-

3.-Lee Y, Park K. Adherence to a vegetarian diet and diabetes risk: a systematic review and meta- analysis of observational studies. Nutrients. 2017;9:603-614.

4.- Stubbendorff A, Sonestedt E, Ramne S, Drake I, Hallström E, Ericson U. Development of an EAT- Lancet index and its relation to mortality in a Swedish population. Am J Clin Nutr. Published online November 13, 2021. doi 10.1093ajcnnqab369

5.- World Cancer Research Fund International Continuous Update Project (CUP). The associations between food, nutrition and physical activity and the risk of breast cancer. Syst Lit Rev. 2015. Available at: http://www.wcrf.org/sites/default/files/CUP_breast_cancer_SLR_2015_version5.pdf Accessed January 10, 2018

6.- Yang X, Li Y, Wang C, et al. Meat and fish intake and type 2 diabetes dose–response meta- analysis of prospective cohort studies. Diabetes Metab. Published online April 14, 2020

7.- Zhong VW, Van Horn L, Greenlandy P, et al. Associations of processed meat, unprocessed red meat, poultry, or fish intake with incident cardiovascular disease and all-cause mortality. JAMA Intern Med. Published online February 3, 2020.

¿Estás pensando en probar el veganismo?

Veganuary inspira y apoya a personas de todo el mundo para que prueben el veganismo en enero y más allá. Ya han participado millones de personas.
¿Te unirás a ellos?