Pollos: las aves más explotados en la industria de la carne

Pollos: las aves más explotados en la industria de la carne

Me sorprendió la primera vez que conocí gallinas. Estaba en un santuario a las afueras de Washington D.C. y habían sido rescatados de una granja de huevos. Cuando el sol comenzó a ponerse en el horizonte, vi maravillado cómo una línea de 10 gallinas entraba al granero sin previo aviso y se acomodaba en sus nidos individuales. No podía creer lo bien entrenados que estaban los pájaros, pero el cuidador explicó que este era su comportamiento natural. En la naturaleza, los pollos -o las aves de la selva para darles su nombre propio- están en el menú de muchos depredadores, así que se esconden cuando la luz comienza a desvanecerse. Naturalmente, se posarían en los árboles durante la noche, pero una acogedora caja nido dentro de un granero es una opción mucho más segura si tienen la oportunidad.

Image of a red junglefowl chicken

Imagen de las aves de la jungla: sus colores se ven mejor bajo el sol contra el verde. Créditos:  www.commons.wikimedia.org / Rudraksha Chodankar

He tenido la suerte de ver aves salvajes de la jungla en Sri Lanka. Estas hermosas aves viven en los bosques del sur de Asia y son las primas salvajes de las gallinas domesticadas. Son más pequeñas que los pollos que criamos (debido a nuestra cría selectiva para aves cada vez más grandes) y pueden vivir hasta diez años, un marcado contraste con los pollos que comemos que son sacrificados con solo 5-6 semanas de edad, aunque muchos ni siquiera sobreviven tanto tiempo.

Image of an unnaturally large broiler chicken

Gallina domesticada.

Cerca de 300 millones de pollos son asesinados en mataderos chilenos cada año. Sus vidas no podrían ser más diferentes que las de sus parientes salvajes. Comenzarán en una planta de incubación donde se usan hornos gigantes para incubar los huevos, sin gallinas a la vista. Cuando eclosionen, se clasificarán en una línea transportadora: machos a un lado, hembras al otro y aquellos demasiado pequeños o débiles para sobrevivir al envío a una granja serán arrojados a un contenedor para ser gaseados o molidos vivos.

Baby chicks at a hatchery on a conveyor belt ready to be sexed

Creditos: Animal Equality

En la granja serán arrojados a un enorme cobertizo que parece un hangar de avión, junto con otros miles de pollos. Parece espacioso -aunque estéril- para estas pequeñas y esponjosas pelotas amarillas, pero eso pronto cambia. Las generaciones de cría selectiva han creado aves que crecen mucho más rápido y mucho más de lo que lo harían naturalmente, por lo que en dos semanas el cobertizo está abarrotado y el aire apesta a amoníaco debido a la acumulación de los excrementos de las aves. Durante las próximas semanas, los cuerpos de las aves continuarán creciendo. La mayoría luchará para pararse y respirar; muchos no sobrevivirán hasta la masacre.

Factory farm shed filled with thousands of chickens

Credit: Animal Equality

Las condiciones en las granjas de pollos modernas son tan antinaturales y superpobladas, y sus cuerpos han sido empujados a extremos tan extraños de forma y tamaño (pesados), que millones de pollos mueren en las granjas cada año en el mundo. Sus cuerpos distorsionados y enfermos simplemente son arrojados a la basura. Para colmo de males, millones de gallinas mueren en el transporte entre la granja y el matadero cada año en todo el mundo. De hecho, cada año mueren más pollos sin llegar al matadero (o cadena de comida) que todas las vacas, cerdos y ovejas que se matan por comida combinados.

¿Es esto demasiado inquietante?
Image of a lame chicken on a factory farm floor

Credit: Animal Equality

La industria de la carne ha convertido a un pájaro hermoso, inteligente e inofensivo en el animal terrestre más maltratado del planeta; es una tragedia. Y para aquellos de nosotros que tenemos el privilegio de pasar tiempo con gallinas, es completamente desgarrador.

¿Listos para tomar el desafío de Veganuary?

Veganuary es el mayor movimiento vegano del mundo, que inspira a la gente a probar el veganismo en enero y durante el resto del año.