Guía de repostería vegana

Ñam… Repostería. Y seguro que sabemos en qué estás pensando…

“¡Ay, ya no más! ¡Adiós tartas, hasta la vista muffins! Ha llegado el momento en que nuestros caminos se separan, ¡ya que me despido de los huevos y la mantequilla!”

Pues no podríamos estar más contentos de decirte que es un error muy frecuente…
Toda tu repostería puede ser vegana.

Vegan carrot cake
Foto cortesía de AdobeStock

Sabrá igual de bien (¡o mejor!) Y, en general, será incluso una versión más sana, puesto que estás ocupando todas esas asquerosas grasas, y cambiándolas por nutrientes vegetales.

Te quedarás con asombro con todo lo que puedes imitar sin usar huevos; aún puedes darte el gusto de disfrutar ricas tartas de chocolate, improvisar una buena tanda de ligeros y esponjosas crêpes, e incluso impresionar a tus invitados con… espera, espera… ¡Merengues! Y todo eso, sin huevos. Los cheesecakes también siguen firmes en el menú como los pasteles, los tartas y cualquier cosa hecha con masa, pasta u hojaldre.

Echa un vistazo rápido a nuestros deliciosos datos, coge tu bol de mezclas, ¡y manos en la masa!

¡Muuuevete a otra leche!

¡La salida fácil! Si una receta pide leche, tienes más de una opción entre las que elegir. Hoy en día hay una gran variedad de leches vegetales en el mercado, y las marcas suelen tener más de una de oferta. Puedes elegir entre leche de almendra, soja, arroz, avena, cáñamo, avellana, o cualquier otra que te apetezca.

¿Necesita suero de mantequilla? Añade una cucharadita de zumo de limón o de vinagre de manzana por cada 250 ml de leche vegetal. Déjalo reposar unos minutos antes de añadirlo a la mezcla.

A selection of non-dairy milk
Foto cortesía de AdobeStock

¡Bien untado!

Para sustituir la mantequilla, puedes usar otro tipo de margarinas que no contengan lácteos o aceites vegetales; puedes usar la que más te guste. Si sigues una receta vegana, puede que especifique uno u otro, pero si estás “veganizando” una de tus viejas recetas favoritas, utiliza la margarina sin lácteos como si fuera mantequilla.

Si te decantas por aceite vegetal, escoge uno que tenga un sabor suave. Tanto el de colza como el de canola son buenas opciones, pero prueba a ver cuál te gusta más. Por cada 110 g de mantequilla, utiliza 80 ml de aceite.

¡No hay que echarle huevos!

Todo lo que hemos dicho hasta ahora era bastante evidente, pero este tema es por el que todo el mundo se preocupa… “Pero, ¡¿cómo puedes cocinar sin huevos?!” La respuesta: muy fácil. Sólo tienes que saber qué usar, cómo y dónde. Más abajo te presentamos todas las opciones de una en una.

Semillas de chía

Las semillas de chía es tan genial. Tiene muy poco sabor, así que se pueden usar tanto en platos dulces como salados para sustituir a los huevos.

Además, son ricas en omega-3, magnesio, calcio, proteínas, y no tienen gluten. Estas pequeñas semillas son un alimento maravilloso.

Para hacer un “huevo” de chía, tienes que mezclar una cucharada sopera de semillas de chía con tres cucharadas de agua. Déjalo reposar hasta que adquiera una textura gelatinosa (similar a las yemas de huevo crudas). Luego, sigue las instrucciones de la receta.

Semillas de lino

También son ricas en omega-3, proteínas y magnesio; y además tienen fibra. Las semillas de lino son otro fantástico sustituto natural de los huevos.

Las semillas de lino tienen un sabor parecido a los cereales, así que es mejor usarlas con comidas con las que complementen bien. Por ejemplo, crêpes, galletas de avena, magdalenas, muffins, etc.

Para hacer un “huevo” de lino, tienes que mezclar una cucharada sopera de semillas de lino con tres cucharadas de agua. Déjalo reposar hasta que adquiera una textura gelatinosa (similar a las claras de huevo crudas). Luego, sigue las instrucciones de la receta.

Sustituto de huevo

Hoy en día es muy fácil encontrar sustitutos de huevo en los supermercados, y suele ser a lo que primero acuden los veganos nuevos. Es una buena opción para usar en recetas que necesitan muchos huevos; normalmente, 4 o más.

Sigue las instrucciones en el envase y úsalo según la receta.

Tofu blando

¡Otra maravilla de alimento vegano! El tofu blando (que no sea firme, ni marinado, ni con sabor) se puede usar con mucho éxito a la hora de sustituir huevos.

60 g de tofu blando, batido hasta que alcance una textura suave, equivale a un “huevo” de tofu. Es perfecto para brownies, tartas y cualquier comida que necesite ser ligera y esponjosa.

¡El tofu es una gran fuente de calcio y es un ingrediente vegano excepcional para los cheesecakes!

Consejo extra: Echa un vistazo en los supermercados asiáticos. ¡Normalmente encontrarás tofu más barato que en los grandes hipermercados!

Spicy raw vegan brownies with pistachios and goji berries
Foto cortesía de AdobeStock

Plátano

¡Pues sí, plátano! Un sustituto excelente de los huevos que mantiene todo fresco. Claro, dejará un ligero sabor a plátano, así que tendrás que elegir bien las recetas.

Tartas sabrosas, muffins, crêpes y, por supuesto, bizcocho de plátano, ¡es a lo que mejor le va!

Para conseguir mejores resultados, asegúrate de escoger plátanos bien maduros, con puntitos en la piel (como deberías comer los plátanos). Medio plátano bien machacado equivale a un “huevo” de plátano.

Aquafaba (o agua de cocer legumbres)

¡No, no es un chiste! El descubrimiento más reciente y candente en las charlas sobre la repostería vegana.

Para ser sinceros, no sabemos cómo ocurrió. Pero en algún lugar, de algún modo, alguien decidió colar el agua de una lata de garbanzos cocidos y usarla para hacer merengues. ¡Es una completa revelación que tiene a todos los veganos como locos de contentos!

En Veganuary.es tenemos unas cuantas recetas con aquafaba para que te diviertas. Puedes conseguirla así:

  • Cuela el agua de una lata de garbanzos. Será más o menos 250 ml.
  • Reduce el agua de los garbanzos: viértela en una sartén e hiérvela durante 2 o 3 minutos, hasta que se haya reducido 2/3 de su cantidad inicial. Déjala reposar al menos 10 minutos.
  • Cuando se haya enfriado, échala en la batidora y bátela a alta potencia hasta que quede espumosa. Cuando haya picos suaves, agregue crémor tártaro .
  • Bate otros tres minutos. Añade el endulzante (azúcar, sirope de arce, etc.) según la receta hasta que esté completamente incorporado. El merengue formará montañitas sólidas. Sigue las instrucciones de la receta.

¿Tienes un buen consejo de repostero? Compártelo con nosotros en un comentario!

¿Listos para tomar el desafío de Veganuary?

Veganuary es el mayor movimiento vegano del mundo, que inspira a la gente a probar el veganismo en enero y durante el resto del año.