El mito de la carne humanitaria

Seguramente el término “carne humanitaria” te resulte conocido. Incluso puede que lo hayas usado un par de veces. La industria de la agricultura animal lo introdujo en el mercado para suavizar la idea de la compraventa y el consumo de carne.

Pero, ¿te has parado a pensar si la idea de la “carne humanitaria” es realmente posible?

  • Una paradoja * inevitable …

* Hecho o expresión aparentemente contrarios a la lógica. [ DLE, consultado 29/07/2016 ].

El hecho de la industria de la agricultura animal ha tenido que inventar un término para suavizar la idea de matar, tal vez haya algo que la mayoría de la gente no le gusta cuando piensa en la vida y muerte de los animales que se crían para comer

Al buscar en el DLE la definición de “humanitario”, vemos que como adjetivo significa: Comprensivo, sensible a los infortunios ajenos (infortunio es algo malo que le sucede a alguien por mala suerte). [ DLE consultado 29/07/2016] Entonces, ¿cómo se puede considerar criar animales para luego matarlos como un acto compasivo? Esta cita del santuario animal  Woodstock Farm Animal Sanctuary lo resume muy bien:

La mera existencia de etiquetas como “campero”, “sin enjaular”, “certificado para el consumo humano”, manifiesta la creciente preocupación social por el bienestar de los animales que se crían para el consumo humano. Pero cada vez que los consumidores de carne, huevos o lácteos abogan por el tratamiento “humano” de los animales de granja se encuentran ante una paradoja inevitable: El movimiento que defiende que se trata mejor a los animales parte de la idea de que está mal someterlos a un daño innecesario; y, sin embargo, matar animales que no necesitamos comer es, en sí mismo, el último acto de daño innecesario.

  • Acortar la vida …

No importa en qué condiciones se mantenga a los animales, hay un hecho que no cambia: si están destinados al consumo humano, los matarán cuando solo hayan vivido una pequeña fracción de su esperanza de vida natural. Los cerdos, por ejemplo, se sacrifican a los 6 o 9 meses, cuando en realidad podrían vivir hasta los 10 o 12 años.

  • Matanzas en la cadena de producción …

Los animales destinados al consumo humano terminan en los mismos mataderos que los de las granjas de cría, y los matan de la misma manera: como productos, no como seres vivos, en una matanza en cadena. No se les considera individuos, nadie se preocupa o considera su estado físico o mental (recordemos que tienen que morir en un periodo de tiempo prefijado), y, desde luego, no hay nada de amabilidad ni compasión. Contrastemos esta situación con lo que consideramos una muerte humana para nuestros perros y gatos, nuestros animales de compañía: cuando el animal ya es muy mayor, o cuando está demasiado enfermo; el veterinario los “pone a dormir” con anestesia para que ocurra con el menor dolor posible; con mamá o papá a su lado.

  • Sin necesidad ni garantía…

Matar a un animal cuando aún es joven y sano, no suele considerarse como algo humano, menos aún, cuando es totalmente innecesario. Y lo es, porque podemos llevar vidas sanas y felices sin comer animales o productos derivados. Si quieres saber cómo, visita nuestras secciones nutrición y salud.

Tampoco se garantiza su calidad de vida. Se ha descubierto que algunas granjas “humanas” no cumplían sus propias directrices. La organización Hillside Animal Sanctuary, por ejemplo, ha investigado a granjas acogidas al programa Freedom Food (comida en libertad) de RSPCA  (Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad Animal) y ha descubierto que, en general, el estado de los animales es horrible.

  • El último cerdo…

Aquí puedes leer en inglés un artículo sobre las matanzas realizadas por humanos y el problema que representan. Son las palabras textuales de un granjero de cerdos:

Lo que los mataderos humanos no resuelven: el último problema del cerdo

  • No quiero morir …

Los animales, como nosotros, tienen el deseo real de vivir. Puedes verlo en el vídeo a continuación (en inglés).

(Atención: No hay escenas con sangre ni crueldad en el vídeo).

¿Listos para tomar el desafío de Veganuary?

Veganuary es el mayor movimiento vegano del mundo, que inspira a la gente a probar el veganismo en enero y durante el resto del año.