Ovejas y corderos

Las ovejas se crían para producir carne (corderos y carnero), lana y leche.

Animal Esperanza de vida natural (de media ) Edad habitual a la que se sacrifican
Cordero 12 años 4-6 meses
Ovejas para cría * 12 años 4-6 años
Carneros para cría * 12 años 5 años

* Las ovejas que se destinan a la cría se sacrifican para fabricar productos cárnicos baratos a una edad más avanzada; normalmente cuando han pasado su mejor momento.

Época de parto

Las ovejas paren a sus pequeños en primavera, cuando el tiempo es suave y hay abundante hierba.

Las ovejas son “cubiertas” por un carnero, o sujetas a inseminación artificial. En este caso, se recoge semen del carnero usando un catéter eléctrico. Luego se sujeta a las ovejas (normalmente atándolas a unas vallas) antes de insertarles el semen. Este es un proceso doloroso y estresante tanto para la oveja como para el carnero.

Cada año mueren entre 2 a 6 millones de ovejas en el momento de nacer o a los pocos días [i], debido a diversas enfermedades, congelación o desnutrición.

De manera natural, las ovejas parirían un único cordero. Sin embargo, debido a la manipulación humana, ahora muchas ovejas se crían selectivamente para que puedan parir dos o tres corderos, con lo que se pretende aumentar la rentabilidad de la industria.

Estos partos múltiples suelen llevar a que los granjeros impongan una adopción forzada. Las ovejas sólo tienen dos mamas, así que se necesita encontrar rápidamente otra oveja para que el tercer cordero pueda mamar. La oveja puede tener problemas para aceptar el corderito extra, en cuyo caso este puede recibir alimentación a la fuerza (con un catéter conectado a su estómago), por biberón, o ser enviado al mercado para venta.
Foto cortesía de Antony, usada bajo licencia Creative Commons

Producción de lana

En el pasado, las ovejas mudaban su abrigo de manera natural, y los granjeros recogían su lana para su uso. A medida que se han domesticado y criado selectivamente, han perdido la capacidad natural de muda, y ahora deben ser esquiladas para que no tengan demasiado calor. Al esquilarlas, los granjeros también pueden recoger más lana para vender. Normalmente se esquila a las ovejas los primeros meses de verano y, a veces, en invierno, antes de albergarlas en el interior.

El esquileo requiere sujetar a la oveja en un tablón de madera en el exterior, o agruparlas en el interior de un cobertizo. Este proceso es muy estresante para estos animales tan sensibles y asustadizos, que a menudo les causa heridas y angustia.
] Foto cortesía de Magic Foundry, usada bajo licencia Creative Commons Se suele pagar a los esquiladores en función del volumen de lana que recojan más que por la hora de trabajo. Esto fomenta el trabajo rápido y el consecuente descuido del bienestar de la oveja. Una grabación encubierta del PETA muestra que las ovejas a menudo reciben cortes en este proceso, y que se les cosen las heridas con aguja e hilo, sin anestesia.

Manipulaciones y mutilaciones

Castración

Se suele castrar a los corderos machos para evitar que se reproduzcan, para reducir agresiones y hacerlos fáciles de controlar. Se colocan anillos o vendas de goma ajustadas alrededor del cuello del escroto. Así se corta el riego sanguíneo a los testículos, por lo que terminan secándose y cayendo. Es un proceso muy doloroso.

También se pueden llevar a cabo otros métodos, como aplastarlos o quitarlos quirúrgicamente. Puede que se use algún tipo de anestesia durante el proceso, pero como no es obligatorio, no siempre se usa.

Descole

Es otra práctica común para evitar las heces acumuladas y la miasis; aunque las moscas siguen siendo un problema para muchos rebaños.

El descole también se practica con un anillo de goma que evita que la sangre llegue a la cola, por lo que al final, se cae. También se puede usar un cuchillo o hierro especialmente diseñado. De nuevo, puede que se use anestesia, pero no es obligatorio.
] Foto cortesía de James Ball, usada bajo licencia Creative Commons

Inteligencia y carácter

Las ovejas tienen un gran instinto de rebaño y se asustan muy fácilmente, por lo que se quedan juntas para protegerse. Son animales muy sociales y les encanta pastar hierba juntas. Si se separan o aíslan, se estresan rápidamente: su ritmo cardiaco aumenta, al igual que las hormonas del estrés, lo que les mantiene inquietas y afecta a sus hábitos alimenticios. Para relajarse se rozan las cabezas y se acarician con los hocicos.

Las ovejas acarician y lamen a sus corderos, son muy cercanas a ellos, lo que crea un vínculo muy fuerte. Los corderos normalmente maman de sus madres unas semanas, una o dos veces cada hora, y se mantienen a su lado unas cuantas semanas antes de ir a explorar y a formar grupos sociales por su cuenta. Los juegos en grupo son comunes entre los corderos, y tienen una gran curiosidad hacia lo que les rodea.

El profesor John Webster de la Universidad de Bristol descubrió que las ovejas expresaron sus emociones visiblemente, como los humanos. Por ejemplo, cuando están estresadas o determinadas, los signos de depresión dejan la cabeza gacha.

Estas pruebas inteligentes que las ovejas son muy inteligentes y atentas. Podemos reconocer entre ellas, así como los rostros humanos que podrían tener, incluso si han estado ausentes varios años. Responda a las expresiones faciales y pueden distinguir pequeños detalles.

Referencias (en inglés)

[i] Servicio Nacional de Información sobre Enfermedades Animales, 2014. Asegurar la supervivencia de los corderos recién nacidos. [En línea] Disponible en:  http://www.nadis.org.uk/2986 [Consultado el 4 de octubre de 2014]

¿Listos para tomar el desafío de Veganuary?

Veganuary es el mayor movimiento vegano del mundo, que inspira a la gente a probar el veganismo en enero y durante el resto del año.