Si se supone que los animales no están para ser comidos, ¿por qué están hechos de carne?


Quizás esta pregunta te resulte más interesante: “¿por qué está bien visto comer algunos animales, pero otros no?”

Al fin y al cabo, siguiendo esta definición, los perros y los gatos también están hechos de carne, pero casi nadie se comería a la mascota familiar. Esto ocurre, al menos en parte, porque se ha establecido un vínculo emocional con ese animal; y también, en parte, se cree que tienen algunas cualidades (inteligencia, sentimientos) que los hacen diferentes de los “animales alimentos”.

Resulta conveniente pensar que algunos animales tienen menos inteligencia y capacidad de sentir que nosotros o que otros animales, y que por eso son “simplemente carne”. Nos hace más fácil ignorar su sufrimiento.

Muchos trabajadores de mataderos o de granjas de producción masiva admiten que no podrían hacer su trabajo si pensaran en los animales con los que trabajan como criaturas sensibles, vivas, en vez de “simplemente carne”.

El lenguaje ayuda: “carnaza” en vez de “carne”, “pollo parrillero” o “gallinas ponedoras” en vez de “pollitos”, comemos “filete”, “torreznos” o “beicon” en vez de “ternera” o “ cerdo “. Estos nombres nos ayudan a distanciarnos del proceso por el que se cría y sacrifica a nuestros” alimentos “y nos permite evadirnos de la desagradable verdad.

Cada día aprendemos algo más sobre la inteligencia de los animales que creíamos estúpidos (los pollos, los cerdos …). Ahora sabemos que existen muchas especies con capacidad para realizar razonamientos complejos, sentir empatía, compasión, lealtad y sufrimiento.

Así que, ¿están realmente solo hechos de carne? Técnicamente, los humanos también. ¿Te los comerías?

?

¿Listos para tomar el desafío de Veganuary?

Veganuary es el mayor movimiento vegano del mundo, que inspira a la gente a probar el veganismo en enero y durante el resto del año.