Cómo dejar los productos lácteos | Veganuary

Como dejar los lácteos

¿Vas a dejar los lácteos? Revisa nuestros mejores consejos para que esta transición sea más fácil.

Various vegan plant based milk and ingredients on beige, top view, copy space. Dairy free milk substitute drink, healthy eating.
Crédito Imagen: AdobeStock

No importa si estás recién probando una dieta basada en plantas o si estás haciendo el cambio de vegetariano a vegano, eliminar los lácteos no es tan difícil como parece. Quizás puedes tener dudas sobre cómo vas a manejar tu adicción al queso o te preguntas si alguna vez vas a volver a beber un delicioso café cremoso. Pero tienes que confiar en nosotros: hay muchas alternativas sin lácteos para casi todo. Si no sabes cómo dejar estos productos, esta guía hará todo más fácil.  

Explora las alternativas a los lácteos 

Es el mejor momento para eliminar la leche ya que cada semana llegan nuevos productos veganos a las tiendas. Desde leches vegetales para tu café o té, pasando por postres decadentes, es seguro que encontrarás sustitutos para tus productos favoritos.  

Probar sustitutos a tus comidas favoritas significa equivocarse algunas veces y siempre existirán productos que te gustarán más que otros. ¡No todas las opciones libres de lácteos son creadas iguales! Así que es importante mantener la mente abierta y te sorprenderás con el abanico de opciones que existe. Antes que te des cuenta, no echarás de menos las cosas que juraste nunca dejar de comer, ¡Incluso el queso! 

Primero reemplaza lo que no extrañarás 

Te aconsejamos, si eres un adicto al queso, no probar alternativas sin lácteos de queso de inmediato (aunque existan unos quesos veganos increíbles en el mercado). Por el contrario, piensa en los productos lácteos que verás fácil de sustituir y empieza por esos.  

Las alternativas veganas para productos de todos los días, como el yogur, la margarina y el helado tienen un sabor tan similar que ni siquiera notarás la diferencia. Empieza reemplazando uno o dos alimentos al mismo tiempo y permite que tus papilas gustativas se acostumbren. Luego, gradualmente anda sustituyendo las comidas que te parezcan más desafiantes y que piensas que extrañarás más, como el queso o el chocolate, por nombrar algunos. 

hand and assorted cheese on wooden board
Crédito Imagen: AdobeStock

Revisa las etiquetas 

Leer las etiquetas en el supermercado puede sentirse como una tarea aburrida, pero ¡a veces los lácteos pueden colarse en los productos! También puede aparecer con otros nombres, así que presta atención a “lactosa”, “suero” y “caseína”. Muchas veces los supermercados tienen etiquetas que dicen claramente “libre de” y muchos productos incluirán sellos de que son aptos para veganos.  

Presta atención a tu nutrición 

Los lácteos son una fuente tradicional de muchas vitaminas y minerales importantes como el calcio, la vitamina D y la B12. De todas formas, es perfectamente posible obtener esto sin lácteos. Cuando elimines los lácteos, asegúrate de que estés reemplazando los nutrientes con alternativas adecuadas. Algunos alimentos en base a plantas como las leches vienen fortificadas con ciertas vitaminas y minerales, así que revisa los envases. También hay muchos multivitamínicos y suplementos disponibles en el mercado.  

Prepárate 

Cuando sigues el camino de eliminar los productos lácteos, es buena idea planear con anticipación cada vez que puedas para que tu transición sea más fácil. ¿Vas a almorzar afuera? Revisa las opciones veganas en los restaurantes y cafés antes de salir. ¿Necesitas inspiración para cocinar? Prueba recetas veganas y recrea algunos de tus platillos preferidos. ¿Tienes tendencia a comer aperitivos en la noche? Mantén una reserva de snacks sin lácteos en tu despensa o alacena en todo momento para que no sientas la tentación de equivocarte.  

Crédito Imagen: Wicked Kitchen

Pide ayuda 

Hacer un cambio de estilo de vida puede ser difícil si lo estás haciendo solo. ¿Por qué no pedirle apoyo a un amigo, familiar o pareja para dejar juntos los lácteos? También existe una gran comunidad vegana en Internet, así que utiliza las redes sociales para recibir consejos.  

No seas duro contigo mismo 

Hay que reconocerlo: para muchos de nosotros, cambiar hábitos de toda la vida no va a pasar de la noche a la mañana. Puede que accidentalmente comas algo que contenga leche y probablemente te antojes de tu queso favorito en algún momento. Es bueno aceptar que uno puede cometer errores y no podemos juzgarnos tan duramente. Mientras ajustas tu alimentación a estas alternativas libres de lácteos, con el tiempo, no vas a mirar atrás.  

Y por supuesto, si necesitas más apoyo, puedes probar nuestro desafío de 31 días para probar el veganismo. Te ayudaremos a eliminar los lácteos al enviarte recetas, consejos y recursos que te ayudarán en el camino.  
 

¿Estás pensando en probar el veganismo?

Veganuary inspira y apoya a personas de todo el mundo para que prueben el veganismo en enero y más allá. Ya han participado millones de personas.
¿Te unirás a ellos?