Cena de asado vegano

Clea Grady

Roast Dinner

A veces la gente me mira raro cuando digo que voy a hacer un gran asado para cenar. Lo he servido varias veces a gente omnívora y, hasta ahora, ninguna se ha quejado. Un buen asado depende de las combinaciones y el sabor. Lo fantástico de hacer un asado vegano es que hay muchísimas combinaciones para elegir.

Ingredientes

  1. Tienes una lista en las instrucciones.

Método

Lo básico:

Gravy – Tiene que ser Bueno-bueno. Es lo que une todo y es esencial para untar bien todo lo asado. Esta es la receta que nunca falla:

  • Pica una cebolla y dos otres dientes de ajo, échalos en una cazuela con un chorrito de aceite y una hoja de laurel grande.
  • Cuando estén pochados, echa una cucharadita colmada de mostaza Dijon, y más o menos la misma cantidad de puré/pasta de tomate.
  • Pica un buen puñado de olivas Kalamata en trocitos pequeñitos y añádelos a la cazuela.
  • Echa un chorrito de salsa de soja y unos cuantos toques de pimentón ahumado (opcional).
  • Pon a hervir la hervidera y echa suficiente agua en la cazuela para que haya suficiente para varios comensales.
  • Añade las cucharadas de Bouillon necesarias para igualar el agua.
  • ¡Revuelve continuamente!
  • Déjalo cocer a fuego lento hasta que espese. Normalmente yo empiezo los asados cociendo las patatas para asar (más abajo), y luego empiezo con el gravy directamente, así que debería haberle dado tiempo de sobra para espesar para la hora de servir. Si necesitas que espese más, añade un poquito de harina de maíz (maicena) o harina (un poquito cada vez).
  • Retira la hoja de laurel antes de servir.

Añadidos: Yo he probado con apio (tras las cebollas y el ajo), tomates cherry partidos, aceitunas verdes, tapenade, más cebolla, champiñones, puerros, Marmite… ¡Diviértete! Cualquier cosa que le dé ese toque umami quedará bueno. Dale tu propio toque personal.

Patatas asadas – Olvida el resto, lo que hace un verdadero asado son ¡las patatas! Le encantan a todo el mundo, están buenísimas frías un poco después, o incluso en una TORTILLA DE PATATAS hecha al día siguiente. Yo las preparo de manera simple…

  • Corta las patatas en trozos medianos. ¡Déjales la pies!
  • Cuécelas hasta que la piel empiece a desprenderse y las patatas estén tiernas.
  • Pon las patatas en una bandeja de horno (yo suelo meterla en el horno unos minutos antes, para que el aceite esté caliente cuando ponga las patatas) con un poco de aceite, sal, un montón de pimienta y romero o tomillo. (Alguna vez también he usado pimentón ahumado, y ajos… usa los sabores que te gusten.)
  • Déjalas cocinar en el horno a 220ºC unos 40 minutos, hasta que estén crujientes como te gustan.

Zanahorias/Brócoli/Judías verdes/Col rizada/etc. – Fantásticas para un toque crujiente, de color y de textura. Lo puedes cocinar como quieras, pero yo prefiero hervirlos rápidamente para que sigan estando firmes. Nada de verduras blandurrias. La col queda genial salteada en la sartén con un poco de aceite, un montón de pimienta y un poquito de ajo. Si la sirves como guarnición, ponle por encima unas pipas de girasol o piñones tostados.

El placer de la multitud:

Pastel de lentejas – Simplemente, me encanta, y queda perfecto con todos los trocitos asados. Es genial para Navidades o el Día de Acción de Gracias, y está buenísimo frío al día siguiente. ¡Hazte un sándwich! No hay que reinventar la rueda si ya existe el plato perfecto, como el de Vegan Richa. Te recomiendo probarlo en cuanto puedas (¡Está lleno de proteínas! No conozco a ningún omnívoro al que no le guste.)

Coliflor asada – Nunca he sido aficionado a la coliflor, al principio era un poco escéptico, pero cuando el río suena… ¡Tienes que probarlo! Fácil, deliciosa, diferente, divertida y súper, súper sabrosa. Ideal para sorprender a los omnívoros. La receta de One Green Planet que uso nunca me ha fallado.

Coles de Bruselas al horno con ajo – Las coles de Bruselas tienen mala fama, pero no creo que sea justo. Si se cocinan bien pueden ser sensacionales. Yo preparo esta receta en navidades y cada vez que me da por comprar coles, ¡siempre acierto! Yo utilizo una bolsa entera.

  • Lava las coles, quítales lo duro y marca una X en la parte de abajo.
  • En una bandeja de horno, pon las coles (las puedes cortar ahora o un poco más tarde, como hago yo), un buen chorro de aceite de oliva, más o menos la misma cantidad de agua, ajo bien picadito (al menos tres dientes), un poco de sal y montones de pimienta.
  • Mételas al horno a 220ºC y comprueba el estado en 20 minutos.
  • Puede que entonces tengas que añadir algo más de agua. Muévelas bien y, si ya están blanditas, aplasta unas pocas con una cuchara. Este plato queda fantástico si tienes coles enteras y trozos de otras.
  • Vuelve a ponerlas en el horno otros 20 minutos; vete comprobando cada 10 o 15, para que no se quemen.
  • Las coles estarán listas en función de cómo te gusten. Hay gente que las prefiere bastante caramelizadas, otras, menos. Así que es un plato muy adaptable. Una vez creí que lo había arruinado completamente, porque se me habían quemado por fuera, pero las revolví, añadí más agua, aplasté algunas y seguí con él. Le encantó a todo el mundo y voló en nada. Lo mejor, sin embargo, es hacer lo que yo no hice…. Prepáralas antes del gran día, para estar seguro en la ocasión especial.

Rápido y fácil:

No siempre tienes tiempo y ahí es cuando las carnes veganas vienen caídas del cielo. Gravy, patatas asadas, algo de verdura y una de estas opciones (o similar), ¡un asado de libro!

Salchichas veganas (prueba diferentes sabores) En el Reino unido puedes conseguir: Dee’s Sausages, Linda McCartney Sausages.

Hamburguesas: Puedes hacerlas tú mismo, comprarlas preparadas, o comprar la mezcla. En el Reino Unido, escoge Granose Burger Mix.

 

¿Listos para tomar el desafío de Veganuary?

Veganuary es el mayor movimiento vegano del mundo, que inspira a la gente a probar el veganismo en enero y durante el resto del año.