Falafel de cúrcuma y boniato

Trinity's Kitchen

Sweet Potato Falafel

El falafel es un frito tradicional del medio oriente. Disfruta de una versión sana añadiendo unos extras, como la cúrcuma y el boniato, y horneándolo en vez de friéndolo.

Ingredientes

  1. 240 g /8½oz de garbanzos (o 1 lata escurrida)
  2. 300 g/10oz de boniatos (1 pieza mediana)
  3. 2 dientes de ajo grandes
  4. 1 puñado de hojas de cilantro fresco
  5. ¼ cucharadita de cardamomo en polvo
  6. 1 cucharadita colmada de cúrcuma en polvo (o 1 cucharada colmada de cúrcuma recién rallada)
  7. 2 cucharaditas colmadas de cilantro molido
  8. 1 cucharadita colmada de comino molido
  9. 2 cucharadas de aceite de oliva
  10. 1 cucharadita colmada de sal
  11. 2 cucharadas de harina de garbanzo
  12. Más harina para amasar

Preparación

Necesitarás:
Una batidora (de mano o de vaso) o un procesador de alimentos o un amasador resistente.

Método

  1. Limpia y corta el boniato; cuécelo hasta que esté blando, con piel incluida (unos 10 min). Luego, escúrrelo y ponlo en un bol.
  2. Machaca el ajo y pícalo junto con las hojas de cilantro (tan pequeñito como puedas) con un cuchillo bien afilado.
  3. Añade el resto de ingredientes en la batidora (EXCEPTO la harina). Yo creo que queda mejor con una batidora de mano. Puedes presionar firmemente y llegar al fondo del vaso. Si utilizas una de vaso, tendrás que rascar las paredes y despegar la mezcla. También puedes hacerlo al modo rústico y utilizar un machaca-patatas bien resistente. Bátelo hasta que casi toda la mezcla esté desmenuzada; no tiene por qué quedar sin ningún grumo, puede ser rústica.
  4. Una vez batido, añade la harina y mézclala con una cuchara. Si lo dejas reposar un rato (media hora, o medio día), se endurecerá y será más fácil de manejar. Si tengo tiempo, suelo dejarlo, pero no es esencial.
  5. La mezcla de garbanzos varía cada vez. Debería ser blandita y maleable, fácil de manejar con las manos. Coge una cucharada colmada de mezcla, y forma una bolita (debería ser más pequeña que una pelota de golf). El candor amarillo de la cúrcuma te teñirá las manos. Si prefieres no teñírtelas, tendrás que usar más harina para formar las bolitas. Si la masa es demasiado blanda para amasarla, añade más harina.
  6. Colócalas en una bandeja para horno ligeramente manchada con aceite y hornéalas en el horno precalentado a gas 6 o 7 (200-220ºC/400-425ºF) unos 30 minutos o hasta que se doren.
  7. ¡Que aproveche!

¿Listos para tomar el desafío de Veganuary?

Veganuary es el mayor movimiento vegano del mundo, que inspira a la gente a probar el veganismo en enero y durante el resto del año.