Galletas de avena y romero (saladas, sin trigo, veganas)

Trinity's Kitchen

Vegan outcakes image

Estas galletas de avena son un aperitivo delicioso y fino, con un delicado toque de romero. Quedan bien con casi todas las salsas y pastas, y también con ensaladas. Gustan a todos los que las prueban.

Ingredientes

  1. 1 cucharada de romero picado muy pequeñito
  2. 300 g de copos de avena
  3. ½ cucharadita de sal marina (al gusto)
  4. 175-200 ml de agua filtrada o mineral sin gas
  5. 50 g de harina de espelta o avena fina para amasar
  6. Un chorrito de aceite para la bandeja para el horno

Preparación

Otras cosas que necesitarás:

  • Rodillo
  • Molde de galletas o un cuchillo bien afilado
  • Bandeja de horno
  1. Pica pequeñito un buen puñado de hojas de Romero, hasta llenar una cucharada, por lo menos.
  2. Precalienta el horno a gas 7/220˚C/425˚F.
  3. Mezcla todos los ingredientes secos.
  4. Añade 175 ml de agua y mézclala bien con los ingredientes secos. Añade los 25 ml de agua restantes poco a poco, hasta conseguir una bola “manejable” similar a una masa. La mejor manera de mezclarlo es con el reverso de una cuchara, presionando poco a poco; o directamente con las manos. Cuando hayas añadido toda el agua que necesitas, presiona firmemente con las manos. Puede que quieras añadir más agua para ligarlo bien, pero asegúrate de que es realmente necesaria, ¡podrías acabar una mezcla blandurria! Aunque sí añades demasiada agua tampoco es un problema, solo necesitas añadir más harina de espelta o avena.
  5. Divide la masa en dos (hace que extenderla sea más fácil) y extiéndela con el rodillo en una superficie con harina hasta conseguir una lámina de unos 3 mm. A mí me gusta extenderlo sobre espelta o avena, pero sirve cualquiera.
  6. Dale forma y córtala con los moldes de galletas, y coloca cada una en la bandeja de horno engrásala con aceite. Si no tienes moldes de galletas, puedes cortar triángulos o cuadrados con un cuchillo afilado.
  7. Ponlas en la bandeja del horno y hornéalas durante 20-25 minutos, hasta que empiecen a coger color.
  8. Sácalas del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla. Deberían endurecerse y quedar crujientes. Si prefieres que no estén muy crujientes, sácalas del horno antes de que se pongan doradas. A mí, personalmente, me gustan crujientitas. Explora.

Método

Variaciones y notas:

  • Yo hago mi propia harina de avena (avena en polvo) de copos comunes orgánicos, moliéndolos unos pocos segundos con el molinillo. Aunque también puedes comprarla en tiendas especializadas.
  • Añade otras hierbas picadas, hierbas aromáticas o incluso ajo.

¿Listos para tomar el desafío de Veganuary?

Veganuary es el mayor movimiento vegano del mundo, que inspira a la gente a probar el veganismo en enero y durante el resto del año.