Pizza de viernes noche

Clea Grady

Vegan Pizza

En nuestra casa, los viernes por la noche se cena pizza, pero tú puedes comerla cuando quieras. Las bases ya preparadas hacen de este plato la cena más rápida, sabrosa y rica para el fin de los días laborables. Hay muchísimas opciones veganas, pero fíjate bien en la etiqueta al ir a comprarlas… La masa tradicional italiana es vegana. Añadir col rizada ha revolucionado los ingredientes de mi pizza, ¡pruébala! Dale al play, coge una cerveza, y disfruta del sabor a viernes.

Ingredientes

  1. Bases de pizza veganas
  2. Salsa de tomate (tienes unas ideas en las instrucciones)
  3. Col rizada salteada
  4. Olivas (verdes rellenas, Kalamata, o una mezcla de las dos)
  5. Setas en trocitos
  6. Pimiento rojo/amarillo, en trozos pequeño
  7. Tomates, en lonchas finas
  8. Queso vegano (tienes unas ideas/opciones en las instrucciones)
  9. Opcional:
  10. Chile fresco
  11. Alcachofas
  12. Rúcula fresca (para echar por encima una vez esté cocinada)
  13. Piñones
  14. Albahaca fresca
  15. Aceite de oliva picante (para regar por encima una vez esté cocinada)
  16. Ajo asado
  17. Espinacas

Preparación

Gracias a Victoria Harley por la imagen: split-pin.co.uk

  • Hay muchísimas bases de pizza veganas en el mercado, pero tendrás que asegurarte y leer las etiquetas. La de la foto ya tiene la salsa de tomate añadida, así que es aún más rápida de preparar.

Método

Preparar tu propia salsa de tomate debería ser el primer paso para cualquier noche de pizza casera. A algunas personas les gusta simplemente esparcir un poco de tomate frito/puré de tomate y espolvorear un poco de orégano, albahaca y tomillo. Pero si tengo tiempo, yo hago mi propia salsa. (El tiempo es lo que tarda en engordar, no en prepararse.)

Mi salsa de tomate fácil: Pica una cebolla y un par de dientes de ajo bien finitos. Ponlos a freír en una sartén con un poco de aceite. Añade media cucharadita de orégano, albahaca y tomillo, y mezcla. Añade una lata de tomates en trozos, un poco de sal, pimienta, y deja cocer hasta que engorde. Si no la dejas engordar, los ingredientes de la pizza se escurrirán cuando intentes comerlas. Por eso necesitas un poco de tiempo para la salsa. No la quieres aguachada.

Montar la pizza:

  • Haz la salsa de tomate o usa una precocinada (como en la foto)
  • Calienta el horno a 220ºC.
  • Lava algo de col rizada y ponla en una sartén con un poquito de aceite. Saltea unos minutos hasta que sea de color verde intenso. Apaga el fuego.
  • Pica el resto de los ingredientes y ralla el queso.
  • ¡Crea tu pizza! Normalmente yo hago: salsa, col, olivas, setas, pimiento, tomate y, para terminar (tras unos 5-10 minutos en el honor), ¡queso! Pero claro que puedes hacerlo en el orden que quieras.
  • Yo siempre pongo las pizzas en el horno sin queso, y las dejo cocinar la mitad del tiempo necesario (sigue las instrucciones del paquete) y luego, añado el queso la segunda mitad. Así las verduras se calientan y cocinan lo suficiente, pero el queso no se quema.
  • ¡Sácala del fuego y pártela en trozos grandes!

Opciones de queso: En la imagen de arriba, el queso que se usa es Violife Mozzarella, que va muy bien. El queso vegano no se funde como el lácteo, así que mi consejo es que empieces con menos queso y pruebes cuál te gusta más. Una de mis combinaciones favoritas es Violife con Vegusto No-Moo Melty (mitad y mitad). Usa la misma cantidad del Violife que en la foto, y luego equipara con el Vegusto. Así queda una pizza más quesera. Otra opción es hacer tu propio queso de patata y zanahoria (puedes ver la receta en las instrucciones de la Tostada de queso), pero tienes que usar montones de queso. En este caso, quédate con la idea de no cocinar la pizza con queso desde el principio, porque este queso se pone muy crujiente (como en la foto de la receta), y lo queremos caliente y derretido, no quemado (a no ser que te guste así, claro). Cada vez hay más quesos veganos, y enseguida te familiarizarás con los de tu zona. Una de las mejores cosas sobre las pizzas caseras es que puedes experimentar con sabores y cantidades. Hacer pizzas caseras es una idea genial si tienes hijos; pueden hacer sus propias combinaciones y competir contra los padres. También es una idea muy divertida si vas a dar una fiesta.

 

 

¿Listos para tomar el desafío de Veganuary?

Veganuary es el mayor movimiento vegano del mundo, que inspira a la gente a probar el veganismo en enero y durante el resto del año.